Los datos de octubre reflejan que los depósitos y los créditos continúan creciendo

prensa

Los datos de octubre reflejan que los depósitos y los créditos continúan creciendo

Prensa > Noticias > Los datos de octubre reflejan que los depósitos y los créditos continúan creciendo

Según los datos publicados por la Superintendencia de Bancos, al cierre de octubre de 2020, los principales indicadores de la banca como los depósitos, créditos y liquidez continúan en crecimiento. Los depósitos totales ascendieron de USD 35.677 millones, lo que representan un crecimiento anual de 11,2% (USD 3.607 millones) y una variación mensual de 3,0% (USD 1.033 millones).

 

La cartera bruta crece por segundo mes consecutivo, aunque todavía no alcanza los mismos niveles del 2019. Al cierre de octubre, la cartera bruta es de USD 28.859 millones, que en términos mensuales registra un incremento de USD 169 millones adicionales. Esta tendencia de crecimiento en los últimos meses demuestra el empeño que han puesto los bancos para continuar con el dinamismo en la colocación de crédito a pesar de que la demanda sigue contraída, debido a las condiciones económicas actuales.

 

De igual forma, el índice de liquidez registra un incremento anual de 8,4 puntos porcentuales en comparación al mismo mes del 2019, ubicándose en 32,5%. Este nivel alto de liquidez le permite a la banca continuar brindando apoyo para la reactivación productiva del país. La solvencia aumenta y se ubica en 14,7% lo que refleja un incremento de 1,3 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2019. Este indicador se encuentra 5,4 puntos porcentuales por encima del requerimiento normativo, alcanzando uno de los niveles más altos en la región.

 

El tener una banca con buenos indicadores ha permitido brindar el alivio financiero durante los momentos más duros de la crisis por la pandemia. Según datos recopilados por las asociaciones bancarias de los países de la región, Ecuador es el segundo país de Latinoamérica que con el mayor alivio financiero otorgado mediante diferimientos por parte de la banca privada. El 35% de la cartera de créditos en el país se acogió a estas medidas, mientras que en Colombia fue el 45%, Perú el 32,5% y Brasil el 23,6%. Estas cifras demuestran el gran esfuerzo realizado por la banca ecuatoriana que llegó a la crisis con indicadores sólidos, estables y niveles de provisiones adecuados.

 

En otros países de la región con política monetaria, los bancos centrales desplegaron históricos programas de alivios para dinamizar la liquidez del sector financiero y la economía como por ejemplo reducir la tasa de interés de política monetaria, flexibilizar requisitos de liquidez, así como intervenir en el mercado de divisas, entre otros. A diferencia de estos países, Ecuador no cuenta con estos mecanismos de inyección de liquidez por parte del Banco Central por su estructura dolarizada, por tanto los alivios financieros otorgados se han posibilitado gracias a la salud del sistema financiero.

 

Por otro lado, la banca continúa sacrificando su rentabilidad para mantener niveles de colocación y provisiones adecuados.  Por ello el ROE (rentabilidad sobre patrimonio) continúa con una tendencia a la baja ubicándose en 4,6% en octubre de 2020, lo que significa una caída de 9 puntos porcentuales respecto al mismo mes del año 2019. En términos de utilidad, este indicador ha decrecido en el 62,7% en comparación al mismo mes del año anterior alcanzando un monto de USD 190,6 millones.  

 

Actualmente la cobertura bancaria, indicador que compara el nivel de provisiones frente a la cartera improductiva, es de 270%, lo que representa 55 puntos porcentuales más que en octubre de 2019. Esto indica que las provisiones bancarias son 2,7 veces superiores a la cartera improductiva, lo que permite hacer frente un posible incremento del deterioro de la cartera y brindar tranquilidad y estabilidad a los depositantes de la banca.

 

Finalmente, la morosidad total del sector bancario se estabiliza alcanzando un indicador de 2,8%, lo que significa una reducción puntos porcentuales en comparación al mes anterior y -de 0,2 puntos porcentuales respecto a octubre 2019. La morosidad por sector es de 0,88% para comercial,  4,41% para consumo, 4,80% para vivienda y 4,04% para microcrédito.

 

El sector bancario ha apoyado a sus clientes para que puedan sobrellevar los efectos de la crisis. El manejo técnico, prudente y profesional desplegado durante este año y la aplicación de las mejores prácticas internacionales permiten a la banca continuar brindando mecanismos de apoyo, así como lo ha hecho siempre.

 

Los bancos están abiertos a encontrar opciones para que sus clientes puedan cumplir con sus obligaciones en función de su realidad actual y al mismo tiempo asegurar la recuperación del dinero prestado para resguardar los recursos de sus depositantes.

Compartir

Otras noticias