El año 2020: El año en que la solidez bancaria consolidó la confianza de sus clientes

prensa

El año 2020: El año en que la solidez bancaria consolidó la confianza de sus clientes

Prensa > Noticias > El año 2020: El año en que la solidez bancaria consolidó la confianza de sus clientes

En un año en que la economía del Ecuador tuvo la crisis económica más severa de su historia, con una caída proyectada del PIB del -8,9% (Banco Central del Ecuador – BCE), la banca fue un puntal de estabilidad y confianza para millones de ecuatorianos, ofreciendo un alivio financiero a través de diferimientos, refinanciamientos, restructuraciones o novaciones a más de 2.1 millones de operaciones crediticias, de los clientes que se vieron afectados por la pandemia y no pudieron cumplir con sus obligaciones.

Depósitos - La confianza que tienen los usuarios en la banca privada se ha visto reflejada en el incremento de los depósitos, que registran un crecimiento por 8 meses consecutivos. Al mes de diciembre de 2020, los depósitos totales alcanzaron un monto de USD 37.525 millones, con un crecimiento anual del 11,4%, lo que refleja que los clientes ven en la banca un refugio seguro por la solidez, seguridad y estabilidad que les brinda a sus ahorros.

Cartera - Al mes de diciembre de 2020 el saldo total de la cartera fue de USD 29.538 millones. Del total del financiamiento, USD 17.671 millones fueron destinados al crédito de la producción y USD 11.867 millones fueron destinados al consumo.  Estas cifras son un reflejo de que la banca se mantuvo abierta y apoyando a las familias y a las empresas, incluso en medio de la crisis. Si la banca no hubiese logrado mantener este nivel de cartera durante el 2020, el decrecimiento de la actividad económica hubiese sido mucho mayor al -8,9% proyectado por el BCE. Esto confirma que una banca estable y sólida, le hace bien al país.

Nuevos créditos - Más importante aún, son las cifras de nuevos créditos otorgados el año pasado. Según las últimas cifras publicadas por el BCE, de enero a noviembre de 2020 la banca privada otorgó USD 21.105 millones en nuevos créditos, de los cuales el 73% fue destinado al segmento productivo (USD 15.279 millones) mientras que el 27% restante fue destinado al segmento de consumo (USD 5.826 millones). Las cifras a diciembre de 2020 no están disponibles todavía, pero estimamos que el monto total de colocación de nuevos créditos ascenderá a alrededor de USD 23.500 millones.

Alivio Financiero - ¿Cómo apoyó la banca a sus clientes durante la pandemia? La banca privada ecuatoriana se encuentra entre aquellas de la región que mayor alivio financiero brindó a sus clientes durante los momentos más duros de la crisis generada por el COVID19, con el 36% de la cartera, que tuvo acceso a diferimientos, refinanciamientos, restructuraciones o novaciones. De acuerdo con información recopilada por la Federación Latinoamericana de Bancos -FELABAN, la cifra de alivios financieros que concedió la banca privada ecuatoriana es mucho mayor de lo que otorgaron otros países de la región como Perú (33%), Chile (32%), Brasil (24%), Paraguay (12%), México (11%), y solamente fue sobrepasado por Colombia y Panamá (45% y 43%, respectivamente).

En el pico más alto de la pandemia, el alivio financiero otorgado por la banca privada al mes de junio de 2020 ascendió a USD 10.000 millones, para más de 2,1 millones de operaciones de clientes con dificultad de cumplir con sus pagos recibieron apoyo de la banca.

Rentabilidad- Como no podía ser de otra forma, la banca no fue inmune al shock económico del 2020. Por ello las utilidades cayeron hasta diciembre en 62,3% en comparación con el año 2019. La rentabilidad bancaria a diciembre de 2020, medida con el indicador de rentabilidad sobre patrimonio (ROE), se ubicó en el 4,79%, es decir, entre los más bajos de América Latina.

Sin embargo, a pesar de esta reducción en las utilidades, y reafirmando su compromiso con mantener la estabilidad del sistema en beneficio de sus clientes y apuntalando la reactivación crediticia, casi el 100% de las utilidades generadas en el 2020 serán reinvertidas, para que de esta forma se pueda mantener un nivel apropiado de colocación de crédito y fortalecer sus niveles de provisiones. El incremento de provisiones en 2020 respecto al año 2019 fue de USD 409 millones, es decir 22% más que el año anterior. A diciembre de 2020 la cobertura es de 293%, lo que significa que las provisiones son 2.9 veces superiores a los niveles de cartera improductiva.

Lastimosamente, debido al retraso en la publicación de datos de otros actores económicos, no es posible comparar datos de rentabilidad de la banca frente a otros sectores con corte al año 2020, pues estos últimos estarán disponibles a mediados del año 2021.

Sin embargo, se puede comparar la rentabilidad de 2019 con datos oficiales de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros de dicho año. Estas cifras relevan que la rentabilidad, medida sobre los ingresos, coloca al sector bancario justo en el promedio de utilidades sobre ingresos de todos los sectores productivos en el 2019.

Expectativas para el año 2021: La banca enfrenta el 2021 con un cauto optimismo. Se ha logrado preservar la solidez y estabilidad en un año de crisis profunda, pero en el 2021 hay riesgos económicos y políticos que persisten. Se ha demostrado que, para tener una economía estable, se debe mantener una banca solvente con niveles adecuados de liquidez, capitalización, provisiones y utilidades. Esto permita brindar seguridad a los depositantes de que su dinero está a buen recaudo y que estará disponible para cuando lo requieran. La banca continuará manejando con prudencia y responsabilidad los depósitos de los ecuatorianos.

Por ello, ASOBANCA hace un llamado, para que en medio de la campaña electoral y durante el resto del año 2021, los comentarios referentes a la banca, y posibles acciones que se deriven, sean sustentados, técnicos y prudentes. En situaciones como las actuales, no se puede permitir que comentarios con tinte electoral o decisiones antitécnicas, pretendan desestabilizar al sector bancario, que ha demostrado ser uno de los principales pilares de la economía del país y de la dolarización.

Compartir

Otras noticias